viernes, 19 de marzo de 2021

Ponte bien, recupérate, porque conmigo vas a meter

 Jose Saturnino Cardozo Otazú, llegó a México en 1994, para firmar con el Toluca. El Infierno no lo recibió nada bien.

En la campaña 1994-95, simplemente no agarra la pelota. En ocho juegos apenas anotó tres goles. Para la campaña 1995-96, al inicio de la campaña sufrió una fuerte lesión, casi no jugó en ese torneo.

Y Toluca andaba mal, tanto que cambiaba de técnico. Un día, a inicios de 1997, llegó Enrique Meza.

“Recuerdo que estaba sentado con un compañero en el pasto, estaba en rehabilitación y apareció el señor Enrique Meza, se me acercó y me dio la mano, yo ahí tirado, y me dijo: ‘Tú eres José Cardozo ¿verdad?... Ponte bien, recupérate, porque conmigo vas a meter muchos goles, vas a ser figura’, y se fue… Lo primero que pensé fue… Este señor está loco, estoy lesionado, lo que quieren aquí es que me vaya, pero no”.

Meza le cumplió la promesa a Cardozo. A partir de ese año pareció que el Diablo lo había poseído, comenzó a anotar goles, comenzó a ganar campeonatos, y se volvió en el extranjero más dominante en los últimos años en la Liga Mexicana.

En 1995, después de una lesión y de diferencias con Rafael Lebrija, José Cardozo, ya convertido en el Diablo Mayor, se fue de México a terminar su carrera en el San Lorenzo de Argentina.

Con Toluca, Pepe Cardozo ganó cuatro títulos de Liga, un campeón de campeones, y fue cuatro veces campeón de goleo. Además, como refuerzo de Cruz Azul, llegó a la final de la Copa Libertadores 2001, la cual se perdió ante Boca Juniors.

cardozo-.jpg

Además, Cardozo es el cuarto mejor goleador histórico en el futbol mexicano, con 249 anotaciones.

José Cardozo nació hace medio siglo, 50 años, el 19 de marzo de 1971 en Nueva Italia, una provincia cercana a Asunción.

El Diablo Mayor regresó al infierno como técnico, en donde no ha podido lograr los resultados esperados.