martes, 10 de noviembre de 2020

La animadversión contra André Marín por parte de varios ex compañeros en TV Azteca

La animadversión contra André Marín por parte de varios ex compañeros en TV Azteca sigue presente, pues así lo ha hecho ver Christian Martinoli, quien compartió micrófonos con el ahora panelista de Fox Sports; aunque existe una persona con la que tuvo muchos roces cuando trabajaba en la televisora del Ajusco: Antonio Rosique. No es un secreto a voces que estos dos personajes nunca se llevaron bien, pues de a acuerdo a varios comentaristas hubo una etapa en la que André Marín sintió celos del ahora conductor del reality Exatlón, pues José Ramón llegó a tener ciertas consideraciones con Toño. “Hay gente que no quiere que crezcas, gente que le da miedo que tú crezcas o con gente que no se ha preparado como tú te has preparado y que no quiere que subas, o con gente que no ve el valor que puedes aportar a un equipo de trabajo, y el que no entendió que todos tenían que brillar, lo fueron haciendo a un lado del grupo, eso fue lo que hicimos nosotros, aquel que no juega, que te pone piedras, que no quiere ver que crezcan”, comentó Rosique hace unos años en una entrevista para TV Azteca. ​A partir del minuto 1:04 Esta enemistad nació en la final del torneo Invierno 1997 de Primera División entre Cruz Azul y León, donde la producción organizó cómo se cubrirían las reacciones al término del partido, una decisión que no le gustó a André Marín, ya que el todavía comentarista de TV Azteca terminó en el vestidor del campeón. “Venía una final de futbol, era Cruz Azul contra alguien que n recuerdo, a la hora de estar planeando la producción dijimos ‘si gana Cruz Azul, Toño se va al vestidor de Cruz Azul y si gana el otro equipo, André Marín se va al vestidor', a Toño le toca el del ganador, entonces supongo que el ego de André en ese momento le estalló y comenzó una animadversión absurda”, Enrique Valdés, productor de TV Azteca. La molestia fue notoria, ya que terminó en golpes en uno de los túneles de la entonces casa de La Máquina; fue a partir de esa época que estos dos personajes se dejaron de hablar. “Se liaron prácticamente a golpes en el túnel del Estadio Azul y tuvieron la ley del hielo durante mucho tiempo de no hablarse ni dirigirse la mirada durante mucho tiempo”, reveló el comentarista Juan Antonio Hernández. Christian Martinoli también confesó a Mónica Garza que esto se debió a los celos, ya que Marín se creía el segundo al mando después de José Ramón. “Había celo de Marín a Rosique porque José Ramón le tenía consideraciones importantes, y él se sentía el intocable y que no lo podían criticar nunca, que Marín era como el número dos del negocio. Marín le dejó de hablar durante cinco años”. A partir del minuto 29:17 El conductor de Exatlón aseguró que él "nunca busque ningún enfrentamiento, pero él sí lo buscaba, yo le dije a José Ramón, puso un alto y ahí más o menos se calmó el asunto”. Antonio Rosique aseguró que en la actualidad no cruza palabra con André Marín, ya que no cree que sea necesario, "hay alguien que le gusta jugar sucio, que le gusta hablar de los demás, que tiene miedo de que le quiten un puesto", cuando lo importante en aquel entonces era trabajar en equipo por el bien de la empresa.